Noticias de salud en español La mayoría de muertes relacionadas con el alcohol ocurren entre los adultos en edad laboral, según los CDC Por Dennis Thompson
Reportero de Healthday

Home > Health Information from A-Z > Noticias de salud en español > 

JUEVES, 13 de marzo de 2014 (HealthDay News) -- El uso excesivo de alcohol de los estadounidenses contribuye a miles de muertes cada año, y la mayoría de los que mueren son adultos en edad laboral, según un nuevo informe del gobierno.

Más de dos tercios de esas muertes y el 80 por ciento de los años de vida perdidos suceden entre los adultos de 20 a 64 años, lamentó la autora del estudio, Katy González, epidemióloga del alcohol del Departamento de Salud Comunitaria de Michigan.

"Es realmente importante hacer conciencia de que el uso excesivo de alcohol es una importante causa de muerte prevenible", enfatizó González. "Está al lado del tabaco y la inactividad física, sobre todo entre los adultos en edad laboral".

El informe específico según los estados, publicado el jueves por los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU., halló que, en los 11 estados estudiados, el alcohol provocó una media de 1,650 muertes cada año entre 2006 y 2010. Esto equivalió a una media de 43,000 años potenciales de vida perdidos, lamentaron los investigadores.

El estudio usó los certificados de defunción y los datos de consumo de alcohol de once estados (California, Florida, Michigan, Nebraska, Nuevo México, Carolina del Norte, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Utah, Virginia y Wisconsin), según la edición del 14 de marzo de Morbidity and Mortality Weekly Report, una revista de los CDC.

Los investigadores analizaron los datos con un modelo de computadora, utilizando una lista de 54 problemas relacionados con el alcohol para calcular cómo la bebida había contribuido en general a esas muertes, explicó González.

Se incluyeron causas accidentales como accidentes de coche, lesiones con armas de fuego, ahogamientos, hipotermia y lesiones laborales, además de enfermedades como la enfermedad hepática, el cáncer, el accidente cerebrovascular, la hipertensión y el síndrome de alcoholismo fetal.

Los hombres fueron significativamente más propensos a morir de causas relacionadas con la bebida que las mujeres.

Para hacer sus cálculos, el modelo tomó en cuenta enfermedades en que el alcohol es una causa directa, como la enfermedad hepática alcohólica, además de enfermedades en que el alcohol es un factor contribuyente, como la hipertensión y el accidente cerebrovascular.

Nuevo México tuvo la tasa de muerte más alta por la bebida excesiva de los once estados estudiados: alrededor de 51 muertes relacionadas con el alcohol por cada 100,000 residentes. Utah tuvo la tasa más baja, con 22.4 muertes relacionadas con el alcohol por cada 100,000.

El mayor total de muertes relacionadas con el alcohol ocurrieron entre los blancos. Pero los negros, los nativos americanos y los de Alaska tendían a tener unas tasas de mortalidad relacionada con el consumo excesivo de alcohol más altas que otros grupos, hallaron los investigadores.

Probablemente eso se deba a que la pobreza fomenta la adicción, advirtió Janina Kean, presidenta y directora ejecutiva del Centro de Recuperación High Watch, un centro de rehabilitación de drogas de Kent, Connecticut.

"Hay más exposición a las drogas y al alcohol en la pobreza en que las minorías de nuestro país han tenido que existir", lamentó Kean.

El Dr. Robert Glatter, médico de emergencias del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, se mostró de acuerdo con la conclusión de los investigadores de que se necesitan estrategias comunitarias para reducir las muertes provocadas total o parcialmente por el alcohol.

"[Esas estrategias incluyen] hacer que los detallistas sean responsables por las lesiones o muertes relacionadas con el alcohol vendido a personas borrachas o a menores de edad", planteó. Glatter dijo que también respalda que se aumente marcadamente el precio del alcohol, y que se reduzca significativamente el número de licencias concedidas para vender bebidas alcohólicas.

EE. UU. también debe confrontar el estigma que tiene sobre la adicción, apuntó Kean. Apenas el 11 por ciento de las personas con un trastorno adictivo reciben tratamiento, en comparación con el 77 por ciento de las personas con hipertensión y el 73 por ciento de las personas con diabetes, señaló.

"Parece que no comprendemos que la adicción es una enfermedad del cerebro", comentó Kean. "No culpamos a las personas con diabetes, enfermedad cardiaca o cáncer, pero parece que pensamos que las personas que sufren de adicción han elegido hacer lo que hacen".

Más información

Para más información sobre el abuso del alcohol, visite los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo
...
-
image Seton is proud to have four hospitals – the only hospitals in Central Texas - that have earned the Magnet designation, the highest award for nursing excellence given by the American Nurses Association.
-