Noticias de salud en español Un análisis de sangre podría tener el poder de predecir el riesgo de demencia Por Dennis Thompson
Reportero de Healthday

Home > Health Information from A-Z > Noticias de salud en español > 

DOMINGO, 9 de marzo de 2014 (HealthDay News) -- Unos investigadores informan del desarrollo de un análisis de sangre que puede predecir si una persona mayor sufrirá de demencia en los próximos años con una certidumbre del 90 por ciento.

La prueba depende de los niveles de 10 lípidos o grasas en el torrente sanguíneo para calcular las probabilidades de deterioro cognitivo leve (que conlleva pérdida de memoria y un declive en la capacidad de pensar) o los inicios de la enfermedad de Alzheimer.

Unos niveles bajos de esas diez grasas en la sangre pueden predecir los síntomas de demencia que se avecinan con una precisión sorprendente, aseguró el autor del estudio, el Dr. Howard Federoff, decano ejecutivo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Georgetown.

"No sabemos por qué esos 10 lípidos son más bajos en los individuos que están predispuestos a contraer un deterioro cognitivo", apuntó Federoff. "No podemos vincular esto directamente con nuestra comprensión actual de la patobiología de la enfermedad de Alzheimer".

María Carrillo, vicepresidenta de relaciones médicas y científicas de la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association), dijo que esa prueba podría resultar más fácil de administrar que las pruebas actuales que se usan para detectar el inicio temprano de la enfermedad.

Ahora, los médicos dependen de caros escáneres de IRM y TEP que tienen una capacidad diagnóstica limitada.

"Unos biomarcadores basados en la sangre son una opción magnífica y útil, ya que son más asequibles, menos invasivos, más fáciles de recolectar y menos caros de procesar", aseguró Carrillo. "Hay varias en desarrollo para la enfermedad de Alzheimer preclínica. Se necesita urgentemente más inversión en investigación en esta área".

En el nuevo estudio participaron 525 personas sanas a partir de los 70 años que se sometieron a un examen completo de sangre y a una batería de pruebas neurocognitivas.

El equipo de investigación entonces siguió a los participantes durante cinco años. Durante el transcurso del estudio, 74 de las personas contrajeron demencia o enfermedad de Alzheimer leve.

Los médicos compararon su sangre con la sangre de personas que se mantuvieron mentalmente agudas, buscando las diferencias. Hallaron que las personas que luego contrajeron demencia comenzaron con unos niveles bajos de una serie de 10 lípidos, en comparación con los demás participantes del estudio.

Entonces, realizaron un segundo ensayo en que evaluaron la potencia predictiva de la prueba de los 10 lípidos en un grupo distinto de 40 personas. "Mostramos que la prueba de sangre podría identificar a las personas que sufrirían un deterioro cognitivo leve", apuntó Federoff.

La precisión de la prueba de sangre ni mejoró ni se redujo cuando los investigadores añadieron una prueba genética que buscaba una versión mutante del gen "APOE" que se ha vinculado con el Alzheimer.

De hecho, hallaron que la prueba de sangre predecía la demencia con una precisión mejor que la prueba del APOE sola.

Unas pruebas precisas que puedan determinar quién contraerá Alzheimer finalmente podrían desempeñar un papel clave en hallar una cura para la enfermedad, señaló Federoff.

Dado que todavía no hay tratamientos efectivos disponibles para la enfermedad de Alzheimer, la utilidad de una prueba de advertencia temprana para las personas mayores sigue siendo incierta. Pero Federoff cree que los fármacos existentes podrían seguir siendo promisorios en el tratamiento de las personas en riesgo de Alzheimer que aún no han contraído la enfermedad.

"¿Se mostrarán promisorias estas terapias que modifican la enfermedad si se usan en pacientes en riesgo de la enfermedad antes de que la hayan contraído, cuando no tienen una afectación clínica?", se preguntó Federoff. "¿Se puede retrasar, o incluso detener del todo, el avance a la manifestación? Creo que esto abre todo un nuevo horizonte para este tipo de investigación clínica".

Carrillo, de la Asociación del Alzheimer, anotó que se necesita más investigación sobre los lípidos, y Federoff se mostró de acuerdo.

"Aunque son interesantes, los resultados son preliminares", comentó Carrillo. "Requieren replicación y validación de parte de otros científicos en unas poblaciones más grandes y diversas para darles credibilidad, antes de que ameriten un mayor desarrollo para el uso clínico".

Los resultados del estudio aparecen en la edición del 9 de marzo de la revista Nature Medicine.

El estudio solo mostró una asociación entre unos niveles más bajos de las 10 grasas corporales y un mayor riesgo de demencia. No probó causalidad.

Más información

Para más información sobre el diagnóstico del Alzheimer, visite la Asociación del Alzheimer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo
...
-
image Seton is proud to have four hospitals – the only hospitals in Central Texas - that have earned the Magnet designation, the highest award for nursing excellence given by the American Nurses Association.
-