Noticias de salud en español El Alzheimer podría acabar con la vida de más estadounidenses de lo que se pensaba Por Maureen Salamon
Reportero de Healthday

Home > Health Information from A-Z > Noticias de salud en español > 

MIÉRCOLES, 5 marzo de 2014 (HealthDay News) -- El número de vidas que se cobra cada año la enfermedad de Alzheimer podría ser mucho más de lo que se pensaba, y podría rivalizar a la enfermedad cardiaca y al cáncer como una de las principales causas de muerte en EE. UU., sugiere una investigación reciente.

Científicos del Centro Médico de la Universidad de Rush, en Chicago, recolectaron datos de casi 2,600 adultos mayores, y calcularon que más de un tercio de todas las muertes de personas mayores de 75 años se podían atribuir al Alzheimer, y que el número de muertes por la enfermedad cerebral incurable supera a las estadísticas que se extraen de los certificados de defunción.

La enfermedad de Alzheimer afecta a un estimado de cinco millones de estadounidenses mayores de 65 años, y actualmente se califica como la sexta causa principal de muerte en EE. UU. Aunque las estadísticas oficiales responsabilizan al Alzheimer de unas 85,000 muertes cada año, los autores del estudio estimaron que la cifra real podría acercarse más a las 500,000.

"Muchas personas no reconocen que el Alzheimer es una enfermedad letal. Creen que las personas que sufren de Alzheimer al final sucumben a la vejez", señaló el autor del estudio, Bryan James, epidemiólogo del Centro de Enfermedad de Alzheimer de la Universidad de Rush. "No comprenden que al final el Alzheimer afecta a la parte del cerebro que controla la respiración y la tasa cardiaca, lo que desactiva el cerebro. Es otro motivo que tenemos para afirmar que se trata de una enfermedad terrible".

El estudio, financiado en parte por los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU., aparece en la edición en línea del 5 de marzo de la revista Neurology.

El Alzheimer es una de las formas más comunes de demencia, y destruye la memoria, el juicio y las habilidades de pensamiento. Al final deja a las víctimas incapaces de cuidar de sí mismas. Por lo general, los síntomas comienzan después de los 60, y el riesgo de contraer la enfermedad aumenta junto con la edad, según los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.

James y sus colaboradores analizaron datos de dos estudios en curso sobre el envejecimiento, que dan seguimiento a casi 2,600 participantes con una edad promedio de 78 años, cuya función cerebral se consideró normal al inicio de la investigación.

Durante los ocho años de los estudios, el 22 por ciento de los participantes al final contrajeron demencia, y el 72 por ciento de esos pacientes murieron, frente al 34 por ciento de los que permanecieron libres de demencia.

Los investigadores concluyeron que el Alzheimer y las otras demencias se reportan de menos en las actas de defunción, sobre todo porque esos documentos mencionan la causa inmediata de muerte, como la neumonía, que fue provocada por el Alzheimer.

"Muchas veces, las personas con Alzheimer contraen neumonía en las últimas etapas porque tienen dificultades para respirar y tragar", apuntó Keith Fargo, director de programas científicos y alcance de la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association). "Contraen neumonía y mueren, pero el acta de defunción dice neumonía. Pero el hecho es que no habrían muerto de neumonía si no hubieran sufrido de Alzheimer".

Fargo, que no participó en el nuevo estudio, dijo que es prematuro mencionar el Alzheimer entre las tres principales causas de muerte en EE. UU., dado que se deben realizar estudios similares sobre todas las causas para realizar esa determinación.

"[Pero] nuestras estadísticas oficiales no capturan bien que el Alzheimer es una enfermedad cerebral letal", apuntó.

James y Fargo se mostraron de acuerdo en que los nuevos hallazgos deben cambiar la percepción pública sobre la importancia de combatir el Alzheimer, que se calcula que afectará a casi 14 millones de personas en EE. UU. para 2050. Aunque las tasas de mortalidad por la enfermedad cardiaca y el cáncer se están reduciendo debido a la llegada de nuevas terapias, apuntó James, no sucede lo mismo con el Alzheimer. Actualmente, ningún tratamiento puede ralentizar ni parar la enfermedad.

"Desde un punto de vista de salud pública, es el momento de que como país financiemos mucho más seriamente la investigación sobre la enfermedad de Alzheimer", enfatizó Fargo. "Los científicos nos dicen que necesitan dos mil millones de dólares para abordarlo, y solo se financia una cuarta parte de eso".

James comentó que los investigadores también deben redefinir el significado de "causa de muerte", dado que una creciente edad puede conllevar muchas enfermedades crónicas o agudas que contribuyan a la muerte de una persona.

"Intentar aislar una causa de muerte no representa el proceso de muerte para la mayoría de personas mayores", planteó.

Más información

El Instituto Nacional del Envejecimiento de los EE. UU. tiene más información sobre la enfermedad de Alzheimer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo
...
-
image Seton is proud to have four hospitals – the only hospitals in Central Texas - that have earned the Magnet designation, the highest award for nursing excellence given by the American Nurses Association.
-