Noticias de salud en español El daño cerebral provocado por las conmociones permanece después de que los síntomas desaparecen, según un estudio Por Maureen Salamon
Reportero de Healthday

Home > Health Information from A-Z > Noticias de salud en español > 

MIÉRCOLES, 20 de noviembre de 2013 (HealthDay News) -- Meses después de que los síntomas de la conmoción cerebral, como el mareo, los dolores de cabeza y la pérdida de memoria han desaparecido, el cerebro sigue mostrando señales de lesión, sugiere un estudio reciente.

Al comparar a 50 pacientes de conmoción cerebral con el mismo número de personas sanas, los investigadores hallaron que los cerebros de los que sufrieron conmociones mostraban anomalías cuatro meses más tarde. Esto sucedió a pesar del hecho de que sus síntomas ya se habían aliviado hasta cierto punto.

Los hallazgos podrían cambiar las ideas convencionales sobre en qué momento es seguro continuar con las actividades físicas que podrían producir otra conmoción, señalaron los autores del estudio.

"Se trata de una población muy distinta de los deportistas tradicionales que salen y sufren conmociones de forma bastante [frecuente], además de mover violentamente el cerebro en el cráneo de forma regular en las prácticas", apuntó el autor del estudio, Andrew Mayer, profesor asociado de neurociencia traslacional en Mind Research Network de Albuquerque, Nuevo México. Es difícil predecir un resultado basándose en estos hallazgos, comentó, "pero solo porque uno siente que se ha sanado no significa que es así".

El estudio, que fue financiado por los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU., aparece en la edición en línea del 20 de noviembre de la revista Neurology.

Una conmoción se considera como una lesión cerebral traumática leve que ocurre debido a un golpe a la cabeza o al cuerpo, y conlleva síntomas que van desde un dolor de cabeza y una visión borrosa hasta dificultades para dormir o para pensar con claridad. La mayoría ocurren sin pérdida del conocimiento, según los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Mayer y su equipo emparejaron a 50 pacientes de conmociones leves con 50 personas sanas con una edad y unos niveles de educación similares. Evaluaron a todos los participantes en cuanto a las habilidades de memoria y pensamiento, además de otros síntomas como ansiedad o depresión.

También se administraron unos escáneres cerebrales especiales que no están disponibles cuando se realizan escáneres cerebrales estándares. Todas las pruebas y los escáneres se repitieron dos semanas tras la conmoción, y una vez más cuatro meses más tarde.

Aunque los síntomas de conmoción se habían reducido en hasta un 27 por ciento cuatro meses tras la lesión, los escáneres cerebrales de los que sufrieron conmociones mostraron anomalías en el área de la corteza frontal en ambos lados del cerebro. Esas anomalías podrían haber resultado de los cambios en la ubicación del fluido que rodea a las células cerebrales, o a cambios en la forma de ciertas células cerebrales en respuesta al daño, explicó Mayer.

Anotó que los hallazgos sugieren que la recomendación de que los atletas que sufren conmociones deben evitar jugar durante una a dos semanas podría no ser suficiente.

"En una o dos semanas, la mayoría de las personas normalmente se sienten mejor", señaló. "Pero cuando comenzamos a hablar al respecto mediante una analogía con una quemadura o una lesión en la rodilla, se hace un poco más claro cuando el médico afirma que deben esperar un poco más [antes de volver a las actividades anteriores]. Tiene sentido que el cerebro sea similar a otros tipos de tejido", añadió Mayer.

Kenneth Podell, codirector del Centro Metodista de Conmociones de Houston, dijo que el estudio fortalece la comprensión de que los cambios físicos dentro del cerebro tras una conmoción son distintos de los síntomas mentales. Pero Podell, quien no participó en la investigación, añadió que el estudio no pudo ofrecer implicaciones sobre los efectos potenciales a largo plazo de las conmociones, como la depresión o la demencia.

"Se debería dar seguimiento durante cuatro, seis u ocho meses a todas las personas que atendieron a los cuatro meses, y entonces volverles a hacer un escáner", planteó. "Uno de los problemas más grandes que tenemos al observar las conmociones es que intentamos predecir los efectos a largo plazo a partir de hallazgos a corto plazo. Es muy difícil dedicar el tipo de recursos necesarios para realizar ese tipo de estudio tan costoso y prolongado para este tipo de lesión".

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece más información sobre las conmociones.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo
...
-
image Seton is proud to have four hospitals – the only hospitals in Central Texas - that have earned the Magnet designation, the highest award for nursing excellence given by the American Nurses Association.
-