Noticias de salud en español Dejar de fumar podría ayudar al corazón de los adultos mayores más pronto de lo que se pensaba Por Dennis Thompson
Reportero de Healthday

Home > Health Information from A-Z > Noticias de salud en español > 

MIÉRCOLES, 20 de noviembre de 2013 (HealthDay News) -- Los adultos mayores que dejan de fumar reducen su riesgo de muerte por enfermedad cardiaca mucho más rápido de lo que se pensaba, sobre todo si eran fumadores entre leves y moderados, señala un estudio reciente.

Los cálculos anteriores afirmaban que la reducción en el riesgo de ataque cardiaco, insuficiencia cardiaca o accidente cerebrovascular tardaba en aparecer unos 15 años después de que los fumadores abandonaban el hábito, apuntó el primer autor, el Dr. Ali Ahmed, investigador principal del estudio. Ahmed es profesor de enfermedades cardiovasculares de la Facultad de Medicina de la Universidad de Alabama, en Birmingham.

Pero un nuevo examen de 853 ex fumadores de más de 65 años de edad halló que muchos con unos antecedentes de leves a moderados de tabaquismo pueden reducir el riesgo en ocho años o menos, apuntó Ahmed.

"Aunque dejaron de fumar hace apenas ocho años, dado que fumaban menos pudieron equipararse a personas que nunca habían fumado en la mitad del tiempo", señaló Ahmed, citando hallazgos que presentó el miércoles en la reunión anual de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), en Dallas.

Ahmed y sus colaboradores analizaron trece años de información médica compilada por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU., para comparar a 853 personas que habían dejado de fumar hacía 15 años o menos con unas 2,500 personas que nunca habían fumado. La mitad de los fumadores encuestados habían dejado de fumar ocho o menos años antes.

Los investigadores definieron a los fumadores leves como personas que habían fumado menos de 32 "paquetes años". Esto equivale a 3.2 paquetes al día durante 10 años, o a menos de un paquete al día durante 30 años. Alrededor del 37 por ciento de los ex fumadores cayeron dentro de esa categoría.

El Dr. Gordon Tomaselli, ex presidente de la Asociación Americana del Corazón, apuntó que esa definición de tabaquismo leve es bastante generosa. "Un paquete al día durante 32 años no es leve", planteó.

Los fumadores entre leves y moderados que habían dejado de fumar más recientemente tenían unas probabilidades de morir de enfermedad cardiaca, ataque cardiaco o accidente cerebrovascular de solo el 14 por ciento, frente a unas probabilidades del 22 por ciento en los ex fumadores empedernidos. Las personas que nunca habían fumado tenían unas probabilidades de muerte debido a problemas de la salud cardiaca del 17 por ciento.

Esos resultados fueron algo sorprendentes, dada la edad de los pacientes y sus antecedentes de tabaquismo, señaló Tomaselli. "El beneficio se observó en un grupo que no estábamos seguros que se beneficiaría tanto como las personas que habían fumado menos o que eran más jóvenes", comentó.

Sin embargo, tanto los fumadores leves como los empedernidos continuaron teniendo un mayor riesgo de muerte por otras causas, que incluyen el cáncer y el enfisema, advirtió Ahmed.

Los fumadores leves tenían unas probabilidades del 29 por ciento de morir de una causa no relacionada con su salud cardiaca, mientras que los fumadores empedernidos tenían unas probabilidades del 33 por ciento. Los no fumadores tenían unas probabilidades del 22 por ciento, hallaron los investigadores.

"Sí, se obtiene un beneficio cardiovascular [al dejar de fumar], pero otras partes del riesgo general siguen siendo altas aunque se haya fumado a un nivel supuestamente leve", enfatizó Ahmed.

El riesgo general de muerte fue del 39 por ciento en los no fumadores, del 43 por ciento en los ex fumadores leves y del 55 por ciento en los ex fumadores empedernidos del estudio.

Ahmed y Tomaselli señalaron que los fumadores deben dar una gran importancia a los beneficios cardiacos de abandonar el hábito. Las enfermedades cardiacas son la causa principal de muerte en Estados Unidos, acabando con casi 600,000 vidas al año, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"La enfermedad cardiovascular es el mayor asesino, y uno puede reducir el riesgo al fumar menos y abandonar el hábito pronto", comentó Ahmed. "Fumar es el riesgo más prevenible de la enfermedad cardiaca".

Tomaselli dijo que este estudio da a los médicos una ventaja cuando los adultos mayores plantean que han estado fumando demasiado tiempo y que es demasiado tarde para abandonar el hábito.

"Le pueden decir con certeza que si lo dejan ahora se pueden obtener algunos beneficios para la salud cardiovascular", aseguró Tomaselli. "Es un motivo para que los médicos sean agresivos al recomendar la cesación del tabaquismo incluso con los pacientes de más edad".

Debido a que este estudio se presentó en una reunión médica, sus datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

Para más información sobre dejar de fumar, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo
...
-
image Seton is proud to have four hospitals – the only hospitals in Central Texas - that have earned the Magnet designation, the highest award for nursing excellence given by the American Nurses Association.
-