Noticias de salud en español Con frecuencia, los chicos fisiculturistas prueban las drogas y el alcohol, halla un estudio Por Steven Reinberg
Reportero de Healthday

Home > Health Information from A-Z > Noticias de salud en español > 

LUNES, 4 de noviembre (HealthDay News) -- Los chicos adolescentes que levantan pesas y toman esteroides con la esperanza de mejorar su apariencia podrían estar en riesgo de atracones de bebida y abuso de drogas, sugiere un estudio reciente.

Ese tipo de conducta en realidad es una forma de trastorno alimentario, advirtió la investigadora líder, Alison Field, profesora asociada de epidemiología de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en Boston. Muchas personas solo están familiarizadas con la anorexia y la bulimia como trastornos de la alimentación, y por lo general creen que las mujeres jóvenes son las únicas que tienen problemas con la imagen corporal, añadió.

"Nuestros hallazgos muestran que hay chicos y hombres que están extremadamente preocupados con su peso y su condición, y que podrían estar realizando conductas realmente malsanas para alcanzar su físico ideal", planteó. "Pero no intentan estar más delgados, utilizan productos para tener más masa".

Desafortunadamente, esos no son los únicos peligros. Los chicos que están "súper preocupados" con su físico y usan esteroides u hormona del crecimiento tienen el doble de probabilidades de comenzar a tener atracones de bebidas y de comenzar a usar drogas, advirtió Field.

El estudio de Field de más de 5,000 chicos adolescentes halló que alrededor del 2.4 por ciento estaban muy preocupados sobre su masculinidad y también utilizaban complementos. Estos chicos, como las chicas que pasan hambre o se purgan para perder peso, son susceptibles a otras conductas arriesgadas, como los atracones de bebida y el uso de drogas, anotó.

Los médicos y los padres deben saber que la imagen corporal puede ser un problema entre los hombres jóvenes, comentó Field.

"Deben decirles que cambiar su físico no cambiará su mundo. Deben ayudarles a valorarse a sí mismos por cosas aparte de su peso o figura", planteó.

Field comentó que esa área no se ha estudiado, así que no se sabe si el problema está en aumento. Dado que no se ha reconocido el problema, los médicos y los padres no están atentos al mismo ni hacen la conexión entre las preocupaciones con la imagen corporal y las conductas arriesgadas, dijo.

"Vivimos en una sociedad en que nos bombardean constantemente con mensajes sobre el peso", señaló Field. "Si su hijo o hija se valoran según su imagen en el espejo, se trata de un problema sobre el que debe hablarles".

Una indicación de que quizás el problema está en aumento es la obsesión actual con el cuerpo esculpido que los fabricantes de ropa y los medios de comunicación promueven entre los hombres jóvenes, apuntó Field.

Muchas fotografías que los jóvenes ven están completamente alteradas, tratadas y retocadas, así que ven un ideal que no se puede alcanzar, advirtió. "Y los chicos y hombres son tan influidos [por estas imágenes] como las chicas y las mujeres", anotó.

El informe aparece en la edición del 4 de noviembre de la revista JAMA Pediatrics.

El Dr. James Garbutt, profesor de psiquiatría de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, dijo que uno de los aspectos más interesantes del estudio es la idea de utilizar la preocupación de los chicos con la musculatura como un marcador paralelo de la preocupación de las chicas con la delgadez. "No reconocer esto en los chicos y hombres podría llevar a subestimaciones de los trastornos alimentarios y las distorsiones mentales en los hombres jóvenes", comentó Garbutt.

"Sabemos que hay una interacción compleja entre los problemas de la alimentación, la autoimagen y el uso de sustancias que incluyen el alcohol, las drogas y los complementos", explicó.

"Debemos comprender mejor lo que subyace a estas conexiones desde una perspectiva genética/biológica, familiar/paritaria y cultural, y debemos comprender las implicaciones a largo plazo para determinar quién podrían necesitar tratamiento y qué tratamiento se debe administrar", añadió Garbutt.

Para el estudio, el equipo de Field recolectó datos sobre más de 5,500 chicos adolescentes que tenían entre 12 y 18 años en 1999.

Dieron seguimiento a esos adolescentes hasta 2011. En ese periodo, el 9.2 por ciento dijeron que estaban muy preocupados sobre su musculatura, pero no mostraron ninguna conducta bulímica (atracones y vómitos).

Sin embargo, el 2.4 por ciento dijeron que estaban preocupados por su musculatura y utilizaron complementos como hormonas del crecimiento o esteroides para aumentar su masa.

Además, el 2.5 por ciento estaban muy preocupados sobre ser delgados, pero no mostraban ninguna conducta bulímica, y el 6.3 por ciento también estaban preocupados sobre la delgadez y la musculatura, hallaron los investigadores.

Según Field, los chicos preocupados con la delgadez pero no la musculatura eran más propensos a desarrollar síntomas de depresión, mientras que los chicos preocupados por la musculatura y la delgadez eran más propensos a usar drogas.

Los chicos preocupados sobre la musculatura que utilizaban esteroides u hormonas del crecimiento eran más propensos a comenzar a tener atracones de bebidas y a usar drogas, hallaron los investigadores.

El Dr. Metee Comkornruecha, especialista en medicina adolescente del Hospital Pediátrico de Miami, en Florida, comentó que "esto confirma que las preocupaciones con la imagen corporal se asocian con problemas psicológicos".

"Lo que vemos en los chicos es peor que lo que hemos visto en el pasado", añadió. "La sociedad presiona para que los hombres jóvenes tengan un cierto aspecto, y algunos sienten que al usar drogas pueden lograr esa apariencia y, a su vez, sentirse mejor consigo mismos".

Los padres deben estar conscientes sobre cómo sus hijos se sienten sobre sí mismos. "Si su imagen corporal les preocupa demasiado, quizás necesiten ayuda profesional", planteó Comkornruecha.

Más información

Para más información sobre los trastornos alimentarios en los chicos, visite la Asociación Nacional de Trastornos de la Alimentación (National Eating Disorder Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo
...
-
image Seton is proud to have four hospitals – the only hospitals in Central Texas - that have earned the Magnet designation, the highest award for nursing excellence given by the American Nurses Association.
-