Noticias de salud en español ¿Podría la vacunación de las vacas contra la E. Coli reducir las infecciones en los humanos? Por Dennis Thompson
Reportero de Healthday

Home > Health Information from A-Z > Noticias de salud en español > 

MARTES, 17 de septiembre (HealthDay News) -- Vacunar al ganado contra la bacteria E. coli podría reducir el número de infecciones humanas en un 85 por ciento, mucho más de lo que se calculaba antes, afirman unos investigadores británicos.

Los investigadores revisaron la forma en que la E. coli se transmite del ganado a los humanos, y anotaron que el riesgo de infección es particularmente significativo durante los periodos breves en que el ganado "súper elimina" unas cantidades extremadamente grandes de la bacteria en las heces.

"Hasta donde podemos evaluar, el principal riesgo para los humanos proviene de los animales que eliminan el germen en grandes cantidades", aseguró Stuart Reid, autor principal del estudio y director del Colegio Veterinario Real de la Universidad de Londres. "Si la vacuna tiene un impacto sobre estos animales en ese momento, el riesgo para los humanos se reduce desproporcionadamente".

Investigaciones anteriores habían predicho que la vacunación del ganado podría reducir el riesgo de E. coli en un 50 por ciento, pero esos estudios no tomaron en cuenta el efecto de la vacunación sobre la "súper eliminación", apuntaron los investigadores.

El nuevo estudio sobre el ganado escocés aparece en la edición del 16 al 20 de septiembre de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

La infección con E. coli provoca una enfermedad gastrointestinal grave en los humanos, y en algunos casos lleva a la muerte. Se propaga al consumir comida y agua contaminadas, con mayor frecuencia la carne molida de vaca.

En 2012, en EE. UU. ocurrieron casi 1,100 casos confirmados de infección con E. coli, según los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU. Resultaron en 275 hospitalizaciones y dos muertes. Los CDC apuntaron que por cada caso reportado de E. coli, probablemente haya 26 más que no se diagnostican.

Se han aprobado vacunas contra la E. coli para el ganado en EE. UU. y Canadá, pero los agricultores no han mostrado gran interés en usarlas, dijeron los autores del estudio.

Los granjeros no vacunan al ganado contra la E. coli porque la bacteria no provoca enfermedad en esos animales, comentó Mike Doyle, profesor distinguido de microbiología alimentaria y director del Centro de Seguridad Alimentaria de la Universidad de Georgia.

"Desde la perspectiva de la producción, no es rentable para el granjero", dijo Doyle. "La vacuna no ayuda a que el animal crezca más sano".

Probablemente, para que hubiera una vacunación generalizada se necesitaría la intervención del gobierno. "A menos que el gobierno obligue a todos los granjeros a vacunar, no resultaría ni rentable ni competitivo para ellos", advirtió Doyle.

Se debería de pensar seriamente en esa intervención, apuntó la autora líder del estudio, la Dra. Louise Matthews, investigadora principal del Instituto de Biodiversidad, Salud Animal y Medicina Comparativa de la Universidad de Glasgow.

"Tratar el ganado para reducir el número de casos humanos [de E. Coli] sin duda alguna tiene sentido desde la perspectiva de la salud humana, y aunque se necesita más trabajo para calcular el costo de un programa de vacunación, la justificación de salud pública debe tomarse seriamente", enfatizó Matthews.

Los investigadores iniciaron su trabajo identificando en primer lugar el marcador genético asociado con la súper eliminación de la E. coli en el ganado. Entonces, estudiaron la relación entre el ganado predispuesto a súper eliminar la E. coli y los brotes humanos de la enfermedad. Concluyeron que los tipos de E. coli relacionados con la súper eliminación provocan la gran mayoría de los casos.

Ahora, los investigadores están trabajando en el desarrollo de unas vacunas incluso más eficaces, que reduciría aún más el riesgo de brotes de E. coli.

Pero Doyle advirtió contra generalizar los resultados escoceses a EE. UU., al anotar que los métodos de explotación son muy distintos en ambos países. Por ejemplo, las vacas escocesas se alimentan sobre todo de hierba.

"No se puede extrapolar automáticamente lo que encuentran allí con lo que tenemos aquí", comentó. "Probablemente haya que hacer más investigaciones para ver qué tan útil o relevante es esta información para los granjeros estadounidenses".

El Dr. Georges Benjamin, director ejecutivo de la Asociación Americana de Salud Pública (American Public Health Association), comentó que los resultados son interesantes. Sin embargo, dijo que le preocupa que una vacuna pudiera reducir el énfasis en métodos de seguridad alimentaria de sentido común que actualmente proveen una protección efectiva contra las enfermedades transmitidas por los alimentos.

"Deseo enfatizar [que] esto no reemplaza la monitorización cuidadosa de la salud animal ni la vigilancia del proceso de seguridad alimentaria a medida que los animales son procesados hasta convertirse en nuestra comida", apuntó Benjamin. "Tampoco reemplaza una buena seguridad alimentaria. De cualquier forma tendrá que lavarse las manos. Tendrá que seguirse asegurando de que su comida se prepare de forma adecuada".

Más información

Para más información sobre los patógenos transmitidos por los alimentos, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo
...
-
image Seton is proud to have four hospitals – the only hospitals in Central Texas - that have earned the Magnet designation, the highest award for nursing excellence given by the American Nurses Association.
-