Noticias de salud en español Según unas nuevas directrices, los médicos deberían evaluar el consumo 'arriesgado' de alcohol en todos los adultos Por Amy Norton
Reportera de Healthday

Home > Health Information from A-Z > Noticias de salud en español > 

LUNES, 13 de mayo (HealthDay News) -- Los médicos de atención primaria deben evaluar a todos los adultos por problemas de bebida, y ofrecerles consejería si es necesario, sugieren unas nuevas directrices del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU.

Basándose en años de investigación, hay suficiente evidencia de que una evaluación rápida en el consultorio médico puede detectar un consumo "arriesgado" de alcohol, según el grupo de trabajo, un panel independiente de expertos médicos que realiza recomendaciones sobre las pruebas y otros servicios preventivos de salud.

Las nuevas directrices, que aparecen en la edición en línea del 14 de mayo de la revista Annals of Internal Medicine, son las recomendaciones "finales" del panel sobre la exploración de los problemas con el alcohol. Las últimas recomendaciones fueron publicadas en 2004.

Desde ese entonces, se ha llevado a cabo más investigación, explicó el Dr. Michael LeFevre, miembro del grupo de trabajo, y profesor de medicina familiar y comunitaria de la Facultad de Medicina de la Universidad de Missouri, en Columbia.

En particular, dijo LeFevre, hay evidencia de que los médicos pueden detectar el consumo arriesgado al plantear una sola pregunta: ¿Cuántas veces en el año anterior ha bebido usted cinco o más bebidas en un día (si el paciente es hombre), o cuatro o más bebidas (si se trata de una mujer o una persona mayor de 65 años)?

Si un paciente reconoce que bebe tanto, el médico puede hacer más preguntas para ver qué tan grave es el problema.

Un experto en el abuso del alcohol que no participó en las recomendaciones dijo que el consejo de evaluar a todos los adultos es "muy pertinente".

"La literatura lo respalda muy firmemente", aseguró el Dr. Marc Schuckit, profesor de psiquiatría de la Universidad de California, en San Francisco, y editor de la revista Journal of Studies on Alcohol and Drugs.

Las recomendaciones actualizadas también clarifican lo que los médicos deben buscar, que es el rango completo de lo que el grupo de trabajo denomina "mal uso" del alcohol.

Esto abarca desde el consumo "arriesgado", en que las personas beben más alcohol de lo que deben, hasta los problemas más graves de abuso y dependencia del alcohol. La dependencia conlleva una adicción física al alcohol, mientras que el abuso del alcohol significa que la bebida provoca problemas en las vidas personales y laborales de la gente.

LeFevre comentó que hay evidencia firme de que una consejería breve de parte de un médico de atención primaria, incluso una sola sesión de 5 a 15 minutos, puede ser suficiente para que las personas beban menos.

"Las intervenciones breves son efectivas para las personas que están en la etapa del consumo arriesgado", aseguró LeFevre. Sin embargo, las personas con problemas más graves con el alcohol probablemente necesiten más ayuda, o una remisión a un programa especializado, añadió.

El mal uso del alcohol es un problema común, planteó Schuckit. Se calcula que el 21 por ciento de los adultos de EE. UU. admiten un consumo arriesgado, mientras que alrededor del 4 por ciento tienen una dependencia del alcohol en toda regla, según el grupo de trabajo. Los problemas con la bebida también tienen la culpa de más de 85,000 muertes cada año en EE. UU., lo que los convierten en la tercera causa principal de muertes prevenibles, después de fumar y de la obesidad.

"En mi opinión, todos los profesionales clínicos deben evaluar los problemas del alcohol y ofrecer intervenciones breves", aseguró Schuckit.

Schuckit y LeFevre dijeron que cualquier médico de atención primaria puede aprender técnicas de intervención breve. Esto puede incluir ayudar a los pacientes a hallar formas saludables de reducir el estrés y fijar metas para reducir su consumo de alcohol.

Pero cuando se trata de los adolescentes, el grupo de trabajo dijo que no hay suficiente evidencia como para recomendar unas pruebas rutinarias.

"No sabemos lo suficiente", dijo LeFevre. "No podemos dar por sentado que lo que funciona para los adultos también funciona en los niños". Por ejemplo, no hay consenso sobre si hay un nivel de consumo "seguro" para un adolescente, señaló. ¿Intervendrían entonces los médicos a todos los adolescentes que admitan beber cualquier cantidad de alcohol?

"No decimos que el consumo adolescentes sea un problema que los médicos deban ignorar. Se trata de un problema", planteó LeFevre. "En realidad se trata de un llamado para la comunidad de la investigación. Necesitamos más evidencia [sobre las pruebas en los adolescentes]".

Sin embargo, la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) no está de acuerdo. Recomienda que los médicos pregunten a todos los pacientes adolescentes sobre sus hábitos de consumo de alcohol.

Más información

Para más información sobre los problemas con la bebida visite el Instituto Nacional de Abuso del Alcohol y Alcoholismo de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo
...
-
image Seton is proud to have four hospitals – the only hospitals in Central Texas - that have earned the Magnet designation, the highest award for nursing excellence given by the American Nurses Association.
-